Un electrocardiograma es una de las pruebas que se utiliza para evaluar el corazón. Se colocan electrodos en ciertos puntos del pecho, los brazos y las piernas. Los electrodos están conectados a una máquina de electrocardiograma mediante cables conductores. Una vez hecho este procedimiento se mide, interpreta e imprime la actividad eléctrica del corazón.

No sentirá nada durante el electrocardiograma, pero puede sentirse incómodo cuando se quitan los electrodos pegajosos. Si los parches de electrodos se dejan puestos demasiado tiempo, pueden provocar la rotura del tejido o irritación de la piel.

Puede haber otros riesgos dependiendo de su condición médica específica. Asegúrese de discutir cualquier inquietud con su médico antes de la prueba.


Ciertos factores o condiciones pueden interferir o afectar los resultados del electrocardiograma como es obesidad, el embarazo, etc.  

Sirve para detectar:

Arritmias:  el corazón late demasiado lento, demasiado rápido o de forma irregular

Enfermedad coronaria: la sangre del corazón se bloquea o interrumpe por una acumulación de sustancias grasas.

Ataques cardíacos: donde el suministro de sangre al corazón se bloquea repentinamente.

Cardiomiopatía: donde las paredes del corazón se engrosan o agrandan

Te invitamos a seguir a MD Médico a Domicilio Atención Profesional y aprender más acerca de medicina para todos.